Promocionales de Star Wars Weekends 2012

Como cada año, los Disney’s Hollywood Studios se preparan para celebrar los Star Wars Weekends, los cuales permitirán a los aficionados abordar el renovado Star Tours: The Adventure Continues, conocer actores como Ray Park, Jake Lloyd y Jeremy Bulloch, adquirir mercancía exclusiva del evento e incluso obtener una figura de ellos mismos congelados en carbonita.

De nueva cuenta, el estudio del ratón han preparado una serie de ingeniosos promocionales que muestran a los personajes de la saga galáctica visitando el popular parque de Orlando, Florida.

Los Star Wars Weekends se celebrarán los fines de semana del 18 de mayo al 16 de junio. ¿Cuál fue su promocional favorito?

Anuncios

Skywalking: la nueva tendencia fotográfica rusa

La tendencia más fuerte en Rusia está causando sensación a nivel mundial, se trata de fotografías tomadas desde la cima de estructuras de gran altura desafiando las náuseas y el vértigo, a esta práctica se le llama skywalking -tan sólo por el nombre ya se sabe de qué va.

La altura no es el límite y los jóvenes rusos apuestan por el peligro para tomar imágenes realmente fantásticas, ya sea desde monumentos, edificios, puentes o alguna estructura de gran tamaño vertical, los practicantes deciden subirse al punto más alto posible para obtener fotografías impresionantes, que tan sólo de verlas a los temerosos de las alturas se nos enchina la piel.

Para que le echen un vistazo aquí les dejamos algunas de ellas, realmente son un deleite visual pero sin duda corren un alto riesgo:

Disney prepara atracciones de The Avengers

Tras la adquisición de Marvel, era lógico pensar que Disney no sólo sacaría provecho de los comics, películas y figuras de la casa de las ideas, sino que eventualmente los superhéroes llegarían a sus parques temáticos alrededor del mundo. Sin embargo este paso ha sido una de las principales incógnitas de los aficionados alrededor del mundo, pues Universal Studios tiene derechos en perpetuidad de los personajes en su parque de Orlando y recientemente realizaron una importante actualización en el juego The Amazing Adventures of Spider-Man.

A pesar de ello el CEO de Disney, Bob Iger, declaró en conferencia que el impresionante éxito de The Avengers: Los Vengadores no sólo hará que los héroes se reúnan en una inminente secuela, sino que Disney ha comenzado a trabajar para crear espacios del universo Marvel en sus parques alrededor del mundo.

Aunque se anticipaba que ésto sucedería en un futuro cercano, la decisión ha generado una inmensa polémica entre los aficionados de Disney y Marvel. De inicio resulta emocionante soñar con las atracciones que podrían ser creadas por los Imagineers –también llamados ingenieros de la imaginación– de Disney, especialmente en Walt Disney World ante la competencia directa creada por la Marvel Super Hero Island de Universal Studios. Sin embargo hay quienes aseguran que los universos Marvel y Disney son diametralmente opuestos, por lo que los superhéroes necesitarían un espacio propio para no chocar con la magia del ratón. La opción ideal sería el Disney’s Hollywood Studios, pero lamentablemente este parque sólo se ubica en Orlando y Paris (Walt Disney Studios Park). Por otro lado las actualizaciones en Fantasyland de Walt Disney World buscan mantener la esencia del estudio, pero proyectos como el mundo de Avatar en el Disney’s Animal Kingdom y la recién anunciada incursión de Marvel podrían hacer que la magia de Disney se diluyera en medio de una infinidad de seres ajenos a Disney. Finalmente los aficionados de Marvel podrían ver cómo los superhéroes terminan fusionándose con personajes de Walt Disney, algo que muchos temieron desde que la compra se llevó a cabo.

A pesar de estas adversidades, no debemos olvidar que Disney ha sido capaz de fusionar exitosamente su esencia con otras franquicias que cuentan con fuertes bases de aficionados, como Star Wars e Indiana Jones. ¿Están a favor o en contra de ver a Marvel en los parques Disney? ¿Qué atracciones de Marvel pueden imaginar en los parques del ratón?

Star Wars Weekends congelarán en carbonita a los aficionados

Uno de los momentos más emblemáticos de Star Wars sucede cuando Han Solo es capturado por Darth Vader y Boba Fett, reconoce su amor por Leia –una de las mejores quotes de la saga– y finalmente es congelado en carbonita ante la mirada impotente de Chewbacca y la princesa.

Ante la llegada de los Star Wars Weekends, el sitio Rebelscum ha informado que los turistas podrán adquirir una figura de ellos mismos congelados en carbonita, sin necesidad de sufrir un castigo tan doloroso como Han Solo. Para lograrlo los visitantes deberán hacer una reservación al número telefónico 407-WDW-TECH (407-939-8324), asistir en el horario asignado para ser escaneado y finalmente recoger la figura tridimensional. La figura tendrá un tamaño aproximado de 20 cm. y un costo de $100 USD, sin embargo estamos seguros de que será una invaluable pieza de colección para los amantes de la saga.

Los Star Wars Weekends se celebrarán los fines de semana del 18 de mayo al 16 de junio. ¿Les gustaría tener su propia figura en carbonita? ¿Cuál es el objeto más querido en su colección de Star Wars?

Disney cerebra el 45º aniversario de Pirates of the Caribbean

Considerada uno de las atracciones más queridas entre los aficionados de Disney, este fin de semana Pirates of the Caribbean celebrará 45 años abrir sus puertas en Disneyland en 1967.

Gran parte de la popularidad de este juego radica en que fue el último que contó con la colaboración de Walt Disney en el diseño, aunque lamentablemente falleció tres meses antes de su apertura. Debido a esto, las leyendas urbanas aseguran que el cuerpo del empresario y realizador fue congelado en animación suspendida y sepultado bajo el edificio que alberga a los bucaneros, rumor que ha sido desmentido en gran cantidad de ocasiones.

Los planes originales tras Pirates of the Caribbean eran sumamente diferentes a la gran aventura acuática que conocemos hoy en día, pues fue planeado como un museo de cera que debía ser recorrido por los visitantes. Con el tiempo el proyecto evolucionó para dar paso al primer viaje bajo techo construido en Disneyland, el cual tuvo un costo de $18 MDD.

Muchos aseguran que la popularidad de esta atracción se debe a la franquicia homónima protagonizada por Johnny Depp, en donde el actor dio vida al excéntrico Jack Sparrow. Sin embargo, Pirates of the Caribbean es una de las pocas atracciones ubicadas en casi todos los parques de Disney –Hong Kong es la excepción–, y todos fueron inaugurados muchos años antes de que la cinta fuera realizada.

A pesar de esto, los piratas sí se han visto beneficiados por los largometrajes, pues la atracción ha sufrido ligeras modificaciones alrededor del mundo, las cuales pretenden unificar el universo cinematográfico con la atracción. Sin duda alguna, la más sonada fue la adición de Jack Sparrow, quien emerge sorprendido en medio del ataque pirata.

Seas o no amante del ron, el aniversario de Pirates of the Caribbean es un hecho que merece ser celebrado, pues a 45 años de su apertura la atracción sigue siendo un referente obligado para cualquier amante de los parques de diversiones. ¡Yo ho!

Dublín: castillos, cerveza, leprechauns y más

En esta ocasión les platicaré sobre Dublín, ya que se acerca la festividad de San Patricio aprovecharé para darles algunos tips si planean lanzarse a esta magnífica ciudad.

Una de las cosas más curiosas de Irlanda es que todo es verde, no les miento hasta el avión era verde con toques de curiosos tréboles. Para conocerla hay que disfrutarla caminando, te recomiendo que nada más llegar tomes un mapa, emprendas tu viaje y te llenes de energía porque hay muchos lugares que conocer.

¿Por dónde empezar? Es una desición difícil pero puedes comenzar por la calle más importante de la ciudad: O’Conell Street, en la que encontrarás diversas estatuas como la de James Joyce, edificios importantes como la Oficina de Correos o monumentos como The Spire un punto de referencia de 120 metros de alto, tiendas de souveniers en Henry Street o el puente O’Conell.

Caminando hacia el sur encontrarás el Puente Ha’penny inaugurado en 1816 sobre el río Liffey, el cual es el símbolo de los dublinenses y el único puente peatonal que existió hasta el año 2000.  Pasando el puente los puntos turísticos comienzan a aflorar, encontrarás la universidad más famosa de Dublín la Trinity College fundada en 1592, un precioso campus de edificios históricos y tranquilas zonas verdes. Puedes entrar al recinto y conocer el Libro de Kells uno de los escritos ilustrados de la Edad Media que han sobrevivido y que fue realizado por monjes celtas con motivos ornamentales. Ahí mismo podrás disfrutar de la “Dublin Experience” un espectacular recorrido de la historia de Irlanda creado de manera interactiva que es una experiencia única.

A sólo unos pasos de la universidad se encuentra la estatua de Molly Malone, otro de los símbolos de Dublín -aunque algunos aseguran que existió-, es la protagonista de una de las canciones populares más famosas de la cultura irlandesa, narra las labores de Malone como vendedora de pescado y dama de compañía. Después de la foto obligatoria con Molly continua caminando y llegarás a otra de las calles afamadas: Grafton Street; aquí además de encontrar gran cantidad de tiendas para realizar un buen shopping, también podrás disfrutar de la alegría de los dublinenses pues entre músicos callejeros, shows, grupos musicales y mimos te la pasarás increíble. Por si fuera poco, justo enfrente se encuentra el parque más importante el St. Stephen’s Green y la verdad es que lo vale, a mí en lo personal me encantó porque sinceramente está divino. Con su original diseño victoriano, nueve hectáreas de extensión, su maravilloso lago, la vegetación impresionante y sus refugios suizos-victorianos al centro, es perfecto para relajarse y disfrutar cada espacio.

Después de este primer recorrido viene lo más fuerte, pues entre iglesias, castillos, mazmorras, museos y pubs, no te darás abasto. Comenzando por el Castillo de Dublín, un recinto que cuenta con varias edificaciones que la mayoría datan del siglo XVIII y una desde 1200 cuando reinaba el conocido Rey Juan. Como verás tiene mucha historia detrás, entre los espacios abiertos al público está el Salón de San Patricio, el Salón del Trono, los Apartamentos del Estado, la Capilla Real y los cimientos originales donde las antiguas murallas de la ciudad se unen al castillo. No hay que olvidar sus jardínes diseñados al estilo celta que se encuentra sobre el Estanque Negro o como lo llamaban los celtas Dubh Linn -de ahí proviene el nombre de la ciudad-, y aún se puede ver el estanque en el zoológico de la misma.

Después siguen las iglesias, que las hay en abundancia y todas ellas con un exquisito diseño arquitectónico. La más importante es la Cathedral Christ Church o de la Santísima Trinidad, pues además de ser la más antigua -construída en 1038 por Sigtrygg Silkbeard rey vikingo de Dublín- cuenta con una de las criptas medievales más grandes de Irlanda y Reino Unido. Además tiene varias piezas de arte sacro, objetos históricos, una escultura del siglo XVIII y al menos una campana desde el año de su creación.

La otra iglesia de la época medieval es la Iglesia de San Patricio que es de mayores proporciones y  posee fama mundial. Cuenta la leyenda que se construyó junto al pozo de agua donde San Patricio bautizaba a los que se convertían al catolicismo; aunque fue erigida en madera en el siglo V en 1200 se reconstruyó en piedra, como se puede apreciar actualmente, y ha tenido varias renovaciones como su gran torre de 1370. La iglesia te deja estupefacto tanto por su tamaño como por su diseño e historia, que además de ser la sede de la festividad mundial del St. Patricks Day, es un recinto imperdible.

Muy cerca del puente Matt Talbot se presenta imponente el Custom House o la Casa de Aduanas, de estilo georgiano la construcción data del siglo XVIII con escudos que representan el comercio en sus cuatro flancos y una cúpula dorada, el edificio es una excelente muestra neoclásica.

Y cómo olvidar Old City de Temple Bar, una zona alejada del bullicio citadino en donde encontrarás varios sitios para comer, tomarse un café en las terrazas, adentrarse en los pubs o caminar sobre sus calles empedradas. Es un área histórica y cultural, pues aquí cada sábado de las 10 am a las 5 pm podrás disfrutar de uno de los tres mercados sobre ruedas de Dublín, con exhibiciones de más de 30 diseñadores irlandeses con artesanías de mezcla ecléctica entre contemporánea y vintage, prendas de vestir hechas a mano, cerámica, arte visual y joyas.

Para la noche no te puedes perder, además de los pubs, uno de los restaurantes especializados en menús para cenas con funciones teatrales o de baile celta. Entre su gastronomía destaca el boxty, irish stew, el salmón, bacalao, cerdo, venado, todos en diferentes presentaciones siempre acompañados de papas o coles, pan de soda y la famosa cerveza negra.

Hablando de cerveza, el Guinness Storehouse es una atracción que no puede faltar en tu visita, en este espacio se produce el líquido negro y a través de un interesante recorrido por todo el lugar conocerás tanto la forma de preparación como la historia de la cerveza y ¡cómo no! del Record Guinness. Al finalizar te invitarán al Gravity Bar para degustar alguna de las presentaciones de sus cervezas y de la vista de 360° de Dublín.

Y si lo que quieres es conocer el lado cultural, los dublinenses tienen varios museos como el Museo Nacional de Irlanda,el Museo de James Joyce, el Museo Irlandés de Arte Moderno, la Casa de Óscar Wilde, o el Museo de los Escritores de Dublín, por mencionar sólo algunas de sus tantas galerías y exhibiciones.

En fin, que lugares faltan pero les aseguro que Dublín no los defraudará, no por ello es considerada como la ciudad más amable de toda Europa, sin olvidar su ambiente siempre animado, su gran cantidad de opciones y su derroche histórico y cultural. Y estén atentos pues nuca saben si hay un Leprechaun cerca que los lleve al final del arcoiris.

Óperas clásicas con toques modernos

Desde hace un tiempo en algunos lugares se ha modificado la forma de presentar la ópera, en 2007 en Frankfurt, Alemania estuvo en escena Elektra de Strauss pero con un enfoque modernista, pues contaba con una escenografía, coreografía y vestuario totalmente diferente. El escenario compuesto de estructuras geométricas simulaban el espacio en el que se desarrolla la tragedia; los colores, tanto del lugar como de las vestiduras, navegaban entre el gris, negro y blanco; y los pocos cambios de escenografía, conforman un ambiente sobrio totalmente opuesto a la carga de colores, mobiliario, y caracterización que se está acostumbrado a ver en una ópera.

Actualmente en el Sydney Opera House se presenta Las bodas de Fígaro de Mozart y Turandot de Puccini con un toque moderno pero sin cambiar la base de la ópera. Según Huffington Post la comedia de Mozart tendrá a Benedict Andrews como director y a Ralph Myers en la escenografía, misma que está compuesta por una serie de paredes blancas que representan las diferentes habitaciones de la propiedad. Asimismo, las actuaciones en las escenas se transforman levemente, presentando una dramatización más fuerte para equilibrar lo moderno con la representación actoral. Entre lluvia de confetis, un alce disecado, un cuarto de lavado, y una historia entre sexo y política, no cabe duda que se redondea la creación.

En Turandot se juega más con la creatividad en escena pues Graeme Murphy -productor e creador de la escenografía- da a conocer a la princesa detrás de una máscara gigante; a su padre, el emperador, apenas visible sobre un trono de gran altura que semeja una carpa naranja; a Calaf cantando “Nessun dorma”, entre una niebla púrpura y telas ondulantes; o a Pang y Pong al lamentarse por la China imperial entre un lienzo sostenido en cada extremo, en el que se envuelven o lo convierten en silla, columpio, hamaca o cama.

Sin duda esta nueva forma de presentar los clásicos de la ópera son una excelente muestra artística que, sin corromper las historias, dan una experiencia con un cambio de 360°, aunque para algunos la nueva interpretación les parecerá más ágil y para otros simplemente será una aberración. Si alguien planea visitar la isla de Australia ojalá pongan alguna de estas espectaculares muestras de la cultura en su agenda. Mientras tanto ¿Qué opinas? ¿Te animarías a ver este estilo?