Melancolía: una hermosa visión del apocalipsis

Lars von Trier es sin duda uno de los directores más nombrados en el círculo fílmico, películas como Rompiendo las olas, Bailando en la oscuridad, Dogville o Los idiotas, son sólo algunas de las cintas que más revuelo han causado de su filmografía.

El cineasta danés creó con Thomas Vinterberg (La celebración) el movimiento vanguardista Dogma 95, el cual consistía en realizar películas basadas en los valores tradicionales de la sociedad y evitar efectos especiales muy elaborados. Sin embargo, este movimiento fílmico duró sólo 10 años por la imprecisión de sus propias reglas.

Sus películas se caracterizan por el drama reflejado a través de personajes intensos y llenos de angustia. Asimismo, su fotografía es muy característica, crea escenas que aluden a la pintura, incluso su filme Rompiendo las olas está segmentada en capítulos coloreados, un arte realizado por el pintor Pers Kirkeby.

Aunque en 2009 su película Anticristo no fue bien recibida por la crítica y el público -algunos les disgustó el exceso de simbolismo y otros la percibieron como pretenciosa-, en 2011 Melancolía volvió a otorgarle los aplausos que su dirección y guión han obtenido desde 1967.

Aunque no ha llegado a los cines mexicanos, el 32 Foro Internacional de la Cineteca exhibe Melancolía en algunas salas de la ciudad y me permito decirles que Lars von Trier lo volvió a lograr. El filme trata de dos hermanas que comienzan a tener ciertas tensiones y todo parece apuntar que la causa es un planeta que amenaza con impactar la Tierra. La cinta está dividida en dos partes Justine y Claire, mismas que muestran un antes y un después del punto central de la trama: el planeta Melancolía.

En la primera parte Justine se casa y celebra en la mansión de su hermana y cuñado, pero cuando llega a la residencia nota una estrella roja que le resulta extraña. La fiesta avanza, sin embargo entre más tiempo pasa Justine se siente cada vez más rara, confundida y llena de miedo, patrón que desencadena una serie de hechos que rompen el cliché de una fiesta de boda feliz. La segunda parte comienza con Justine regresando a la casa de su hermana en un estado deplorable, totalmente exhausta pero poco a poco se recupera. Por otro lado, Clarice  se sumerge en una ansiedad cada vez más profunda por el miedo de que Melancolía choque con nuestro planeta, de modo que los papeles se cambian y vemos a una Charlotte Gainsbourg devastada por el miedo y una Kirsten Dunst en un estado semi consciente con un sentido más ligado a otra realidad.

Con una introducción loable, la cinta arranca de manera magnífica con diversas escenas en cámara lenta que aluden a pinturas llenas de valor artístico. Con ellas abarca de manera breve todos los acontecimientos de la historia desde los reales, surreales hasta el intenso final. Por otro lado, la culminación de la película no se queda atrás, cuando se aproxima el desenlace la atmósfera se vuelve más tensa para terminar de manera sencillamente espectacular: un final cargado de un horror inimaginable.

Ambas partes del filme te transmiten la incomodidad, desesperación y angustia de los personajes, ya que el director logra que la audiencia experimente dichas situaciones sin llegar al rechazo, sino a una inclusión concisa. No se debe dejar a un lado la banda sonora que es el broche de oro de la película, su majestuosidad y precisión realzan las escenas y les proporcionan el último toque.

Melancolía es altamente recomendable, aunque recuerda algunas teorías del fin del mundo también hace alusión a la naturaleza destructiva del universo. Sin duda es una película imperdible.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s