Trainspotting: libro o película

Hace 16 años que se llevó a la pantalla grande la novela de Irvine Welsh: Trainspotting. Una historia que enmarca el tema de la drogadicción y la perspectiva desde el mundo de las adicciones.

El escritor escosés Irvine Welsh se dio a conocer por su novela Trainpotting en 1993,  con la cual obtuvo no sólo gran éxito sino un reconocimiento mundial por su diferente forma de escritura, sus herramientas de conversación con un escosés vernáculo y escrito fonéticamente. Además de ello la trama que toca hace de la historia una disección exclusiva del mundo de los heroinómanos y adictos a cualquier otra sustacia adictiva legal e ilegal.

La trama se centra en Renton, un joven escosés que rechaza todo aquello que tiene que ver con el mundo en general, principalmente lo burgués, motivo por el cual fuera de su grupo de amigos yonquis lo ven como un “anormal”. El libro se divide en siete partes, mismas que se subdividen en pequeños capítulos que muestran diferentes historias que se entrelazan. Así el autor te adentra de forma cruda y sin ningún tipo de tabú en la esfera de los adictos a la heroína, desde sus métodos para conseguir dinero hasta su necesidad de “picarse” y el riesgo de contagiarse de VIH o terminar con algún miembro gangrenado.

Uno de los puntos más sobresalientes de este libro, además de su fuerte descricpión, es la inmersión sobre los pensamientos de sus personajes, mayoritariamente de Renton, los cuales ayudan a tener una perspectiva más amplia sobre las clásicas preguntas del por qué de las adicciones. Sobresale la relación de terapia con un psicólogo y el personaje principal, en el que el autor desgaja el punto de vista claro y mordaz del drogadicto respecto a las terapias y centros de rehabilitación, propone una idea que muchas veces no se razona respecto a la realidad de las teorías que se llevan a cabo para tratar este tipo de problemas de salud.

Un libro que puede llegar a ser asqueroso para algunos y ofensivo para otros, pero que muestra una literatura diferente y altamente recomendable para cualquiera, convirtiéndola en una obra exquisita con diferentes enfoques desde crítica social, política, psicológica hasta necesidades, patologías y tendencias de cualquier comunidad.

Por otro lado, tres años después de que la novela saliera a la venta, Danny Boyle decide dirigir la cinta aunque esta fue su segunda dirección de largometraje, ya se notaban los recursos que caracterizarían al cineasta. La película tuvo mucho éxito, mismo que lanzó al propio director, Ewan McGregor y Robert Carlyle a la fama por el excelente trabajo realizado.

La cinta logra proyectar varias de las historias entrelazadas del libro y mostrarlas tanto de manera coherente como tocadas por un surrealismo centrado en las alucinaciones de un adicto. Por cuestiones de tiempo no se exploran todas las partes existentes del libro ni todos los personajes y se hacen leves cambios, pero sí recopilan sus momentos más importantes. Aunque es un filme bien logrado, no profundiza tanto en la mente de Renton, un factor que le da vida al libro y lo hace lo bueno que es.

Sin duda ambas obras son muy buenas pero sin duda el escrito de Welsh es fundamental para apreciar completamente todo el panorama de Trainspotting.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s