Rosario Castellanos: la mujer que alzó la voz

Hoy se celebra el Día Internacional de la Mujer y qué mejor ocasión para hablar de una de las mujeres más representativas de la historia tanto en México como en otros países. Rosario Castellanos además de ser escritora también fue una importante promotora cultural y diplomática.

Crecer en Chiapas fue uno de los hechos que marcó totalmente su vida, pues le dio una perspectiva muy diferente de la situación de los indígenas y de la mujer. A partir de este importante hecho Rosario Castellanos dedicó parte de su tiempo a defender los derechos de estos dos grupos vulnerables en aquella época. Por un lado, impulsó el Instituto Chiapaneco de la Cultura y el Instituto Nacional Indigenista, y por el otro, en gran parte de sus escritos se centró en defender los derechos de las féminas.

Por esta razón fue catalogada y aún sigue siendo recordada como uno de los símbolos del feminismo latinoamericanos. Cabe resaltar que sus obras no son simplemente un retrato de las vejaciones sociales hacia la mujer, sino también una fuerte crítica al pensamiento misógino. Uno de sus mejores textos que proyecta estos hechos con excelente prosa y genialidad  es El eterno femenino, escrita como obra teatral refleja de forma peculiar y a veces hasta cómica -muy al estilo de Sor Juana Inés de la Cruz-, cómo la mujer se construye a través de ciertos patrones que debe seguir para tener garantizada tanto su realidad como su ser.

Otro excelente libro es Mujer que sabe latín, una recopilación de varios ensayos de la autora en donde reflexiona sobre cómo la sociedad menosprecia a una mujer que quiere prepararse en el ámbito intelectual o ya lo está, desde el hecho de no permitirles entrar a una universidad hasta no tomarlas en serio.

Asimismo, una de sus novelas más famosas es Balún Canán la cual explora muy eficazmente la vida de los indígenas en Chiapas a la vez que retoma el papel de la mujer indígena y del caciquismo terrateniente. A través de esta historia Rosario Castellanos, además de plasmar parte de su vida en el pueblo de Comitán, logra exponer cómo la mujer, de situación privilegiada o no, siempre era nulificada. Tanto en esta novela como en otras de sus obras como el cuento Primera revelación, cuenta entre otras vivencias parte de la discriminación que vivió durante su infancia frente a su hermano.

Entre estas y muchas otros de sus textos difumina sus ideas en pro de los derechos de la mujer, mismo que logró en vida en América, Europa y Asia, y que continúa haciendo hoy en día. Uno de los puntos más fuertes a destacar de sus esfuerzos es la crítica que también hace a las propias mujeres, hecho sin igual que representa la creación del machismo y el conformismo que se vive tanto en este aspecto como en muchos otros de la vida social. Por ello Rosario Castellanos fue y seguirá siendo uno de los pilares más fuertes del feminismo.

“Porque el ser un parásito (que es eso lo que somos, más que unas víctimas) no deja de tener sus encantos.  Pero cuando el desarrollo industrial del país nos obligue a emplearnos en fábricas y oficinas, y a atender la casa y los niños y la apariencia y la vida social y, etc., etc., etc., entonces nos llegará la lumbre a los aparejos.  Cuando desaparezca la última criada, el colchoncito en que ahora reposa nuestra conformidad, aparecerá la primera rebelde furibunda.”

Rosario Castellanos

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s